Tag Archives: medioambiente

Afrontar el Invierno Vegetal

Invierno Vegetal

 

 

Durante el otoño las plantas se preparan para una estación en donde el intenso frío y las pocas horas de luz ralentizarán su vida.

Poco a poco los días se hacen más cortos desde mediados de Verano de manera casi imperceptible, pero que al llegar el mes de septiembre se hace bien visible, sobre todo desde mediados.

Esta percepción cambia según la latitud de manera que en regiones mas cercanas al ecuador la duración del día y la noche son muy parecidos con casi un número parecido de horas de luz.

Sin embargo, en esas otras regiones próximas a los Polos se notarán más este tipo de cambios debido a que son los días y las noches más extremos. En el caso del verano la cantidad de luz durante el día será muy próxima a las veinticuatro horas llegando en algunas zonas a ser de día durante todo el día debido a la propia inclinación natural del eje terrestre, y en invierno justo todo lo contrario, es decir, prácticamente todo el día de noche.

Las plantas, según dónde vivan, registran todos estos cambios en digamosló así, por medio de un reloj interno que poseen. De este modo las plantas tendrán una mayor o menor actividad vital según este número de horas de luz sobre todo.

Es importante destacar que hay otros aspectos que son fundamentales para el crecimiento de la planta como puede ser la temperatura ambiental, la humedad y  desde luego los nutrientes.

Así pues la llegada del invierno supone una disminución de la actividad vital del vegetal para entrar en un período de descanso prolongado de más de tres meses aproximadamente, según la latitud como se señalaba antes.

Este descanso hace que el vegetal entre en un período latente donde su actividad se reduce al mínimo y por tanto permite que en nuestro jardín, balcón o terreno, realicemos podas en sus partes leñosas.

Según sea su naturaleza arbórea, agrícola u ornamental, podremos elegir este período de poda a primeros  de invierno o bien a finales cerca de la entrada de la primavera, dependiendo de si el invierno entró tarde o pronto, o bien la Primavera es temprana o tardía.

El invierno sirve por un lado para que la planta descanse y por otro para desprenderse de lo que le sobra.

En este sentido las hojas caducas caen al suelo y junto a ellas todos aquellos parásitos que estaban sujetos a las mismas. Lo mismo ocurre con las ramas más débiles y deterioradas. Todo esto es muy positivo y útil debido a que estas partes muertas que caen sirven para dotar al suelo cercano de nutrientes muy necesarios en primavera.

Las heladas del invierno y primavera también purgan a la planta frente a partes muertas de la misma, y por descontando las nieves, la cuál, si ocurren, tienen un poder de arrastre enorme.

Todos estos factores hacen del invierno un regenerador natural que permitirá afrontar con más éxito la nueva vida de la planta.

Pero no en todos los casos estas plantas pueden hacerlo del todo solas. Podemos ayudar mediante podas y otros tratamientos para que este vegetal tenga un mayor potencial.

 

 

Podemos podar toda clase de árboles de manera que serán los de hoja caduca los que nos lo pondrán más fácil ya que desprovistos de hojas permiten ver todas su ramas, cuáles son las que conviene cortar y qué partes están mas dañadas.

En los perennes como las coníferas también podemos hacerlo viendo qué partes necesitan una mayor o menor ayuda.

Otras especies como el rosal también permiten este tipo de podas y por lo general toda especie leñosa.

Se puede hacer a lo largo de todo el invierno pero resulta mejor para la planta si se hace justo cuando va a comenzar la primavera.

Al margen de la poda también es conveniente preparar el terreno con abono en una primera fase de enriquecimiento del suelo.

Después en la segunda fase de abonado deberá realizarse a primeros de primavera cuando la planta comienza a echar los primeros tallos y hojas nuevas.

 

autor del artículo:

Jesús Pablo Alonso García

http://www.jesuspabloalonsogarcia.aguadul.com

http://linkedin.com/in/jesuspabloalonsogarcia

http://www.aguadul.eu

http://www.aguadul.com

http://www.blogjesuspablo.aguadul.com

@jpalonsogarcia

jesusp.alonso@gmail.com

 

Links de Interés:

www.terraecozen.com

www.jardinesdesemiramis.aguadul.com

www.aguas.bio

www.salutaris.online

Flor de Romero en Enero

Flor de Romero en Enero

 

florRomero

 

Hace unos días apareció la primera “flor de romero” de este año.

Es una flor pequeña y delicada, de color violeta. Ha salido por la luz que ya hay a diario a pesar de que esté nublado o haga frío.

Sus flores se llevan mejor con el tiempo cálido y fresco a la vez. Por eso sobre todo aparecen en la primavera desde febrero hasta mayo, y después en octubre.

Las calorinas no le sientan bien y es por eso por lo que en cuanto hace más de treinta grados, la flor comienza a secarse, y se marchita.

La aparición de estas flores es un indicador del inicio en la incipiente aparición de insectos los cuáles se alimentarán de su néctar.

Toda suerte de abejas, moscas y otros insectos, a la vez que se alimentan de ese néctar, polinizarán, según avanza la estación, todas las plantas florales que surgen.

En octubre además favorecen la alimentación de mariposas y polillas de otoño.

No obstante, la aparición de estas flores es cada vez más temprano.

En diciembre aparecieron ya las primeras margaritas, otra vez unas semanas antes.

Debido al cambio de estaciones y las variaciones de clima que sufrimos hace no demasiado, ocurre que muchas especies no hibernan. Los climas suaves que tenemos producen pocas heladas y clima frío de corta duración.

Eso lleva a la vez a la floración prematura o continuada de especies que sustentan a esos insectos, y por tanto a aves que en muchos casos no migran.

Así, por una parte es bonito ver cómo aparecen flores que anuncian la llegada de la primavera pero por otro lado no es una señal habitual ya que apenas hemos tenido invierno aunque aún quedan dos meses de estación.

También puede ocurrir que el invierno se alargue como en otros años en donde hizo tiempo fresco hasta bien entrado el mes de Julio. O bien pudiera suceder que haga calor temprano igual que sucedió el año pasado comenzando la primavera a mediados de febrero que encadenó con un verano que casi ha llegado al mes de noviembre pasado.

El tiempo es siempre cambiante y no sigue unas reglas fijas. Depende de cada año y de las inercias de años anteriores, a parte de su relación con el resto de clima planetario y los cambios que se producen en la actualidad.

La naturaleza se rige por la única regla que es “la supervivencia”. Se adapta a los cambios según estos aparecen empleando los mecanismos necesarios y suficientes para tener éxito y sobrevivir.

 

autor del artículo:

Jesús Pablo Alonso García

http://www.jesuspabloalonsogarcia.aguadul.com

http://linkedin.com/in/jesuspabloalonsogarcia

http://www.aguadul.eu

http://www.aguadul.com

http://www.blogjesuspablo.aguadul.com

@jpalonsogarcia

jesusp.alonso@gmail.com

 

Links de Interés:

www.terraecozen.com

www.jardinesdesemiramis.aguadul.com

www.aguas.bio

www.salutaris.online

 

Cambios de Tiempo y Cambio Climático

Cambios de Tiempo y Cambio Climático

 

fresas_enero

 

Este otoño pasado del año 2015 casi no se ha producido. En su lugar hubo un verano más largo y después un verano más fresquito, sin lluvia, sin viento, sin frío, sin nieve, y sin heladas.

Después, el invierno tampoco llegó. En su lugar hubo un otoño cálido con mañanas en las que hacía algo de fresco pero que en realidad, cuando salía el sol, al sol, hacía calor.

Finalmente, ya en el invierno recién estrenado de 2016 comenzó lloviendo algo, haciendo un frío propio del otoño y las primeras nieves al fin cubriendo las cumbres altas de la Sierra de Guadarrama.

Hoy hace mucho viento, igual que los dos días anteriores, con nubes que pasan a toda prisa.

Primero este viento fue algo helado por las primeras nieves caídas en la montaña cercana a Madrid, y ya hoy templado, primaveral, con alguna granizada puntual y chubascos caprichosos, reafirmó un invierno por el momento muy cálido.

No sé en qué estación estamos ya en realidad. Parece que vamos camino a una primavera con un invierno que no se ha producido, desde un otoño que se instala aquí en medio de este invierno veraniego, que debió ser en octubre.

Puede que cuando llegue el tiempo de primavera se produzca como ya ocurrió otras veces, un invierno prolongado hasta el mes de Mayo o incluso Junio, todo lo contrario del pasado año en donde la primavera veraniega comenzó en el mes de Febrero y casi aún no ha terminado.

Hace dos años en medio de Agosto había que ponerse una rebeca hasta bien pasado el medio día todo lo contrario que las calorinas de hace tres años y sobre todo los excesivos calores de este año pasado con un verano que ha parecido eterno.

Sigo sin saber qué nos espera después, pero ya lleva cambiando el clima bastante tiempo y tal vez nos acerquemos a un nuevo modelo de estaciones a nivel planetario debido a las modificaciones en el clima que hemos, parece ser, producido.

Cierto es que en el pasado se produjeron cambios también anómalos, incluso anteriores a estas modificaciones del clima por la influencia industrial del hombre. Esos cambios se reflejan en la anterior centuria en por ejemplo un río del norte de España, en Galicia, el río Miño, que tal fue la sequía que hubo aquel año, que se secó.

También se pueden contemplar varios lienzos pintados a partir del siglo XVI del río Támesis en Londres donde se celebraban ferias sobre su superficie helada con regularidad.

Al margen de la influencia de las actividades del hombre sobre el clima, parece existir una tendencia prolongada hacia períodos más fríos y más cálidos de manera rotativa, en ciclos de varios siglos, y ahora nos encontramos en uno de esos ciclos sólo que tiende hacia la parte más cálida.

Prueba de ello es que en unas macetitas sigo teniendo fresas. No son de la misma calidad que las del mes de Mayo, pero son dulces y lentamente siguen saliendo y cuajando la flor. Al menos hasta que llegaron estas últimas lluvias.

 

fresas_enero2

 

Pero no deja de sorprender que tengamos fresas en el mes de Diciembre y aún más en Enero. Si esto era raro en el mes de Noviembre del año pasado, ahora más aún.

Lo que parece ocurrir sobre todo, al margen de las medidas que realizamos, es que hacemos cuentas sobre el tiempo ocurrido en los últimos dos o cinco años, y tratamos de realizar pronósticos en base a estos datos para averiguar qué ocurrirá en el futuro.

No obstante, lo más sensato es observar con objetividad lo que ocurre, lo que ha ocurrido y poner esos datos en perspectiva global para decidir si es algo normal y si no lo es averiguar sus causas para ponerlo remedio y corregirlo.

 

autor del artículo:

Jesús Pablo Alonso García

http://www.jesuspabloalonsogarcia.aguadul.com

http://linkedin.com/in/jesuspabloalonsogarcia

http://www.aguadul.eu

http://www.aguadul.com

http://www.blogjesuspablo.aguadul.com

@jpalonsogarcia

jesusp.alonso@gmail.com

 

Links de Interés:

www.terraecozen.com

www.jardinesdesemiramis.aguadul.com

www.aguas.bio

www.salutaris.online